Consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en el hogar. Ahorro de energía: Calefacción.

octubre 2, 2013

Para hacer un uso eficiente de nuestro sistema de calefacción te proponemos los siguientes consejos:

  1. Una temperatura de 20ºC es suficiente para mantener el confort en una vivienda. En los dormitorios se puede rebajar la temperatura entre 3 y 5ºC.
  2. Apaga la calefacción por la noche y por la mañana no la enciendas hasta después de haber ventilado la casa y haber cerrado las ventanas.
  3. Las válvulas termostáticas en radiadores y los termostatos programadores son soluciones accesibles, fáciles de colocar y que pueden amortizarse rápidamente por los importantes ahorros de energía (entre un 8 y un 13%).
  4. Si te ausentas durante unas horas, reduce la posición del termostato a 15ºC.
  5. No esperes a que se estropee el equipo: un mantenimiento adecuado de nuestra caldera individual te ahorrará hasta un 15% de energía.
  6. Si tienes que cambiar la caldera individual escoge calderas de condensación en caso de utilizar gas o bien calderas de biomasa. Más info en: http://www.idae.es/Calderas/.
  7. No cubras ni coloques ningún objeto al lado de los radiadores. Ello dificulta la adecuada difusión y circulación del aire caliente.
  8. El aire contenido en el interior de los radiadores dificulta la transmisión de calor desde el agua caliente al exterior. Es conveniente purgar este aire al menos una vez al año, al inicio de la temporada de calefacción. En el momento que deje de salir aire y comience a salir sólo agua, habrá terminado la purga.
  9. Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas alrededor de 10 minutos: no se necesita más tiempo para renovar el aire.
  10. Cierra las persianas y cortinas por la  noche: evitarás importantes pérdidas de calor.

La próxima semana: Ahorro de energía: Aire acondicionado.


Consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en el hogar. Ahorro de energía: Electrodomésticos.

septiembre 25, 2013

A continuación unos consejos para el ahorro de energía en los electrodomésticos:

  1. En ocasiones compramos aparatos eléctricos de utilidad bastante dudosa no que realmente usamos en contadísimas ocasiones; antes de adquirir un nuevo electrodoméstico, es bueno preguntarse: ¿lo necesitamos realmente?.
  2. Al comprarlos consulta la etiqueta con los datos básicos sobre su consumo energético y de agua. La diferencia de precio inicial se amortiza mucho antes de terminar su vida útil y recuerda que nuestro impacto sobre el medio ambiente es mucho menor.
  3. No es práctico elegir electrodomésticos de gran tamaño si no es imprescindible; debemos pensar en nuestra necesidades reales y adquirir el aparato que las satisfaga adecuadamente.
  4. La mejor manera de ahorrar es el consumo de electrodomésticos como lavadoras o lavavajillas, es utilizarlos siempre a plena carga y, si tienen, usar los programas económicos de baja temperatura.
  5. Los aparatos eléctricos, en la llamada posición de stand-by (apagado solo desde el mando a distancia y no directamente desde el aparato), están haciendo un consumo energético inútil. Lo mejor es desconectarlos de la red cuando no estén funcionando o apagar el interruptor de las regletas a las cuales estén enchufados.

La próxima semana: Ahorro de energía: Calefacción.


Consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en el hogar. Ahorro de energía: La iluminación.

septiembre 18, 2013

Ya hemos aportado unos cuantos consejos para el ahorro de agua en el hogar, ahora es hora de abordar el ahorro y la eficiencia de energía.

En un primer momento os enseñamos unas pequeñas pautas para ahorrar energía en la iluminación.

  1. La mejor luz es la del sol, siempre que sea posible aprovecha esta iluminación natural y gratuita.
  2. Para las paredes elige preferentemente colores claros, que aprovechan mejor la luz solar y reducen la necesidad de iluminación artificial.
  3. Antes de iluminar, es importante analizar las necesidades de cada zona de la vivienda, ya que NO todos los espacios requieren la misma cantidad de puntos de luz, ni durante el mismo tiempo, ni con igual intensidad.
  4. Introducid una nueva costumbre familiar: apagar siempre las luces de las habitaciones o espacios que no se están utilizando.
  5. Un truco muy sencillo y efectivo: mantener limpias las bombillas y pantallas aumenta la luminosidad sin incrementar el consumo. ¡Puedes reducir hasta un 20% de electricidad!
  6. Sustituye bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo. Para el mismo nivel de iluminación, ahorran hasta un 80% de energía y duran 8 veces más. Cambia, prioritariamente, las que están encendidas por más tiempo.
  7. Las bombillas incandescentes sólo convierten en luz un 5% de la energía eléctrica que consumen, el 95% restante se transforma en calor. Según la legislación vigente ya no se pueden fabricar bombillas incandescentes.
  8. Si vas a utilizar focos halógenos piensa bien si es el tipo de luz más adecuada teniendo en cuenta que: dan una luz muy concentrada por lo que se requieren muchos puntos de luz y muy intensa por lo que es molesta a los ojos, además de suponer un alto consumo de electricidad que se disipa en buena medida produciendo mucho calor. En la actualidad ya existen en el mercado focos halógenos de bajo consumo.
  9. En la cocina, donde la luz suele estar mucho tiempo encendida, lo más efectivo son los tubos fluorescentes.
  10. Si necesitas iluminar exteriores, lo mejor es utilizar lámparas solares.

La próxima semana: Ahorro de energía: Electrodomésticos.


Consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en el hogar. Ahorro de agua: La cocina.

septiembre 4, 2013

En los hogares, la cocina se convierte en un espacio de gran consumo de agua, alrededor del 30% del consumo se produce en la cocina. A continuación te mostramos algunos consejos para disminuirlo:

  1. Llena bien los electrodomésticos antes de iniciar el lavado, o elige, si tienes la posibilidad, programas económicos, de lavado corto. Una lavadora y un lavavajillas eficientes deben consumir menos de 70 y 22 litros respectivamente por ciclo.
  2. Emplea la tecla de media carga, si se dispone de ésta, solamente cuando se tenga mucha prisa. Este programa permite ahorrar agua y energía, pero el consumo aumenta en un 30% frente al consumo de una lavadora llena.
  3. Evita el prelavado en la lavadora siempre que sea posible.
  4. Cuando compres electrodomésticos nuevos, hazlo con criterio. Elige modelos de bajo consumo. Puedes realizar un ahorro que suponga hasta un 5% del consumo total de agua en la vivienda y un ahorro sustancial de energía si usas agua caliente. Averigua el consumo de agua por lavado, te sorprenderá.
  5. Instala aireadores y reductores de caudal en los grifos. También se pueden enroscar en los caños de los grifos de la cocina aireadores y colocar reductores de caudal en las tuberías como en los las del cuarto de baño, y así reducir el consumo de agua.
  6. Si friegas los platos a mano, no dejes el grifo abierto. Primero enjabona todo y más tarde acláralo. Si lo que vas a lavar son frutas, verduras u otros alimentos puedes usar la pila del fregadero o un barreño.
  7. Compra detergentes sin fosfatos y además utiliza sólo la cantidad necesaria. No por añadir más jabón conseguirás una ropa más limpia, o una vajilla más reluciente; el exceso irá desde la tubería al río.
  8. Para conseguir agua fresca en verano, es preferible meter una jarra en la nevera que mantener el grifo abierto y esperar a que salga fría.

La próxima semana: Ahorro de agua: El jardín.