Consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en el hogar. Ahorro de agua: La cocina.

octubre 20, 2011

En los hogares, la cocina se convierte en un espacio de gran consumo de agua, alrededor del 30% del consumo se produce en la cocina. A continuación te mostramos algunos consejos para disminuirlo:

  1. Llena bien los electrodomésticos antes de iniciar el lavado, o elige, si tienes la posibilidad, programas económicos, de lavado corto. Una lavadora y un lavavajillas eficientes deben consumir menos de 70 y 22 litros respectivamente por ciclo.
  2. Emplea la tecla de media carga, si se dispone de ésta, solamente cuando se tenga mucha prisa. Este programa permite ahorrar agua y energía, pero el consumo aumenta en un 30% frente al consumo de una lavadora llena.
  3. Evita el prelavado en la lavadora siempre que sea posible.
  4. Cuando compres electrodomésticos nuevos, hazlo con criterio. Elige modelos de bajo consumo. Puedes realizar un ahorro que suponga hasta un 5% del consumo total de agua en la vivienda y un ahorro sustancial de energía si usas agua caliente. Averigua el consumo de agua por lavado, te sorprenderá.
  5. Instala aireadores y reductores de caudal en los grifos. También se pueden enroscar en los caños de los grifos de la cocina aireadores y colocar reductores de caudal en las tuberías como en los las del cuarto de baño, y así reducir el consumo de agua.
  6. Si friegas los platos a mano, no dejes el grifo abierto. Primero enjabona todo y más tarde acláralo. Si lo que vas a lavar son frutas, verduras u otros alimentos puedes usar la pila del fregadero o un barreño.
  7. Compra detergentes sin fosfatos y además utiliza sólo la cantidad necesaria. No por añadir más jabón conseguirás una ropa más limpia, o una vajilla más reluciente; el exceso irá desde la tubería al río.
  8. Para conseguir agua fresca en verano, es preferible meter una jarra en la nevera que mantener el grifo abierto y esperar a que salga fría.

 

La próxima semana: Ahorro de agua: El jardín.


Consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en el hogar. Ahorro de agua: Agua caliente.

octubre 12, 2011

Si quieres ahorrar agua puedes seguir estas pautas:

  1. A la hora del aseo personal debemos tener en cuenta que una ducha de cinco minutos consume del orden de 100 litros de agua caliente (3 veces menos que un baño).
  2. Hay “técnicas” muy diversas de fregado manual de los platos, otro uso consumidor de agua caliente. Cerrar el grifo mientras se enjabona, poner el tapón en el fregadero al aclarar y emplear un chorro moderado son trucos de ahorro sencillo.
  3. Por un módico precio podemos adquirir cabezales de ducha de bajo consumo. Gastaremos la mitad de agua, y también de energía, obteniendo el mismo resultado. En los grifos se pueden colocar aireadores que también disminuyen significativamente el caudal de agua sin reducir en nada sus prestaciones.
  4. En el cuarto de baño y en la cocina, siempre que puedas sustituye los grifos independientes por un único grifo de mezcla, monomando o termostático.
  5. Una temperatura de entre 30º y 35º C del agua de la ducha es suficiente para proporcionar una sensación muy agradable. Para mantenerla existen reguladores de temperatura con termostato que ahorran entre un 4% y un 6% de energía.
  6. Si fijamos la temperatura de preparación del agua por debajo de los 60º C en la caldera, añadimos otra buena medida de ahorro.
  7. Y, sobre todo, racionaliza el consumo de agua y evita goteos y fugas innecesarias. El ahorro de agua, aunque no sea caliente, produce un ahorro energético, ya que el agua es impulsada hacia nuestras viviendas mediante bombas eléctricas que consumen energía.

La próxima semana: Ahorro de agua: La cocina.


Consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en el hogar. Ahorro de agua: El baño.

octubre 5, 2011

Aquí tienes unos consejos para ahorra agua en el baño:

  1. Emplea la ducha para asearte (30-40 litros) y utiliza la bañera (150-200 litros) sólo ocasionalmente.
  2. Utiliza un difusor eficiente en la ducha, puedes ahorra hasta el 50% del agua sin que por ello pierdas la sensación de mojado.
  3. Reduce el tiempo que permaneces con el grifo abierto bajo la ducha. Mientras te enjabonas puedes cerrar el grifo. Haz lo mismo mientras te lavas los dientes o te afeitas. Ten en cuenta que por el desagüe se pierden entre 10 y 20 litros por minuto.
  4. Reduce la cantidad de agua que descarga el WC cada vez que se usa. Puedes utilizar desde el fácil truco de colocar una o dos botellas de agua dentro de la cisterna hasta instalar sistemas economizadores de doble descarga o para voluntaria.
  5. Utiliza un cubo o barreño para recoger el agua de la ducha hasta que salga caliente. Con ella puedes regar plantas, fregar suelos, etc.
  6. En las duchas con dos grifos, evita la pérdida de agua mientras ajustas nuevamente la temperatura después de enjabonarte. Existen unas llaves que se colocan entre la grifería y el tubo flexible de la ducha que permiten cortar el agua para enjabonarte sin utilizar los grifos.
  7. Coloca una papelera en el baño. Así no usarás el inodoro para deshacerte de todo y evitarás atascos y dificultades en la depuración del agua. Piensa que cada vez que tiramos de la cadena gastamos entre 6 y 10 litros. Hacer un uso correcto de este aparato sanitario puede suponer un gran ahorro de agua (y económico) en nuestro hogar.

La próxima semana: Ahorro de agua: Agua caliente.


Consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en el hogar. Ahorro de agua: consejos generales.

septiembre 28, 2011

En nuestros hogares consumimos una cantidad de energía y agua muy importante, por ello son un escenario perfecto para impulsar cambios de comportamiento que supongan un uso más razonable y solidario de estos recursos colectivos.

Desde hoy y durante varias semanas os presentamos varios consejos prácticos para el ahorro de agua y energía en vuestros hogares. Con estas prácticas lograremos un ahorro en nuestra factura y un ahorro de recursos que se traduce en un ambiente global más saludable.

Hoy nos centramos en consejos generales para el ahorro de agua:

  1. Instala dispositivos economizadores de agua en los grifos. Estos sistemas, llamados atomizadores o aireadores, mezclan el agua con aire haciéndola más “esponjosa”, permiten disminuir el caudal manteniendo la misma sensación de mojado. Se trata de dispositivos muy baratos y fáciles de instalar (los puedes adquirir en cualquier ferretería) y, pueden reducir tu consumo de agua en un 30%.
  2. Asegúrate de cerrar bien los grifos. Ten en cuenta que un grifo goteando durante una hora deja escapar por el sumidero aproximadamente un litro de agua. En un año la cantidad desperdiciada sería de 8.760 litros.
  3. Revisa las conducciones de agua. Busca grifos que gotean, fugas de agua en la cisterna, humedades, etc. y repáralas. Si anotas la cifra de tu contador antes de acostarte y sin hacer ningún consumo por la noche vuelves a hacer la lectura a la mañana siguiente, detectarás fugas. Por ejemplo, en la cisterna tiñe el agua con u  tinte natural, si al rato el color aparece en el agua, la cisterna tiene pérdidas.

La próxima semana: Ahorro de agua: El baño.