La nueva PAC perjudica a los agricultores y sobre todo al medio ambiente

julio 3, 2013

Las organizaciones ecologistas SEO/Birdlife y WWF han denunciado que con la nueva Política Agraria Común (PAC) acordada la semana pasada en la Unión Europea para los próximos siete años, “una vez más” los agricultores y el medio rural “salen perdiendo” y aseguran que “no frenará el declive ambiental y social de las áreas rurales europeas”.

Así, consideran que la reforma acordada por las instituciones europeas rebaja las expectativas ambientales y supone perder la oportunidad de reorientar el presupuesto europeo en favor de los agricultores, el medio ambiente y la sociedad en su conjunto. Además, supone un “claro retroceso” con respecto a las expectativas y necesidades de los ciudadanos europeos para la política de mayor presupuesto de la UE.

Además, señalan que uno de los objetivos originales de esta reforma era fomentar y generalizar unas prácticas agrarias más beneficiosas para el medio ambiente y revertir la pérdida de biodiversidad y la degradación de los recursos naturales, de cuyo buen estado depende el futuro de la propia agricultura. Asimismo, recuerdan que la reforma de la PAC buscaba mejorar el apoyo a los sistemas agrarios de mayor valor ambiental y social, que actualmente reciben ayudas marginales.

Sin embargo, critican que “lo que se ha acordado es un sistema pintado de verde” que mantiene en gran medida la “injustificables situación actual” y que intenta conceder las ayudas a agricultores con compromisos ambientales “aún menores que los actuales en algunos casos”.

(Fuente: Boletín electrónico ecoticias.com)


La agricultura española cada vez consume menos energía y agua y emite menos gases.

octubre 10, 2012

En este sentido, el informe, que se titula ‘Agricultura sostenible: cómo la agricultura innovadora contribuye a reducir el impacto’.

La agricultura española cada vez consume menos energía y agua y emite menos gases a la atmósfera para producir una unidad o un euro de producto, según un estudio realizado por la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible (PTAS), con la colaboración del Intergrupo de uso de la tierra y política alimentaria (LUFPIG, por sus siglas en inglés) del Parlamento Europeo.

En este sentido, el informe, que se titula ‘Agricultura sostenible: cómo la agricultura innovadora contribuye a reducir el impacto. Un estudio centrado en indicadores económicos, medioambientales y sociales para agricultura y ganadería en España’, refleja que hay un uso más eficiente de los recursos naturales de los que se dispone, en parte por las mejoras tecnológicas de los últimos 30 años, y que esto genera una alimentación más barata y con menor impacto medioambiental.

El documento analiza la agricultura en su globalidad, así como una selección de las principales producciones vegetales y de algunas ganaderas. Para ello, como su nombre indica, examina indicadores socioeconómicos y medioambientales.

En relación a los indicadores económicos de España, por ejemplo, los investigadores han constatado que el precio en origen de los productos no ha crecido al mismo ritmo ni que el Índice de Precios al Consumo (IPC) de los alimentos ni el IPC general. A su juicio, esta situación reduce o ralentiza el crecimiento de la renta del agricultor, que también ha sufrido el alza de los precios pagados por los factores de producción.

El estudio quiere ser una “referencia” en Europa, ya que, en opinión de presidente de PTAS, Antonio Villarroel, contar con un estándar de indicadores serviría para que cada Estado miembro sea “capaz de medir el impacto de la innovación agrícola y ganadera en su territorio de manera comparable, permitiendo poner en marcha estrategias que les lleven al mayor grado de sostenibilidad y eficiencia en el uso de los recursos”.

Fuente: Boletín electrónico Ecoticias.com